663 579 711 | 911 968 011 info@ibanos.com
Seleccionar página
Cómo limpiar la grifería. Consejos para dejarlos relucientes

Cómo limpiar la grifería. Consejos para dejarlos relucientes

La grifería del baño puede ser difícil de limpiar debido a su acabado o su forma, ya que puede resultar incomodo limpiarla a fondo y acceder a todos sus recovecos.

Además, dejarla sucia durante largos períodos de tiempo puede hacer que los grifos pierdan su brillo o o acabado natural y aumentar también las posibilidades de contaminación por microbios.

Lo recomendable es limpiar la grifería unas dos veces a la semana.

¿Cómo limpiar la grifería del cuarto de baño?

por lo que lo mejor será hacerte con procedimientos y técnicas simples y rápidas que te permitan mantener tus grifos limpios sin invertir mucho esfuerzo.

Utilizar los productos de limpieza adecuados son de vital importancia tanto para facilitarnos el proceso de limpieza como para no dañar los grifos.

Debemos conocer en que material y acabado está fabricada la grifería de nuestro baño o aseo y de esta forma usar un producto de limpieza seguro.

Siempre se recomienda evitar el uso de abrasivos, esponjas duras o cepillos que puedan dejar marcas.

Consejos para dejar los grifos del baño relucientes:

1. Mantenimiento diario:

El mantenimiento diario de la grifería de nuestro cuarto de baño se puede hacer de forma sencilla con jabón de lavar los platos y agua templada.

Si dos veces por semana pasamos un paño con estos productos y luego secamos con un paño limpio, nuestro grifo se mantendrá limpio hasta la hora en la que hagamos la limpieza general del baño.

2. Limpieza a fondo:

Existen productos específicos de limpieza para el baño, con detergente, anticales… pero a pesar de que están hechos para no dañar la superficie de la grifería, existe otra solución mucho más económica, natural y efectiva.

El vinagre blanco es la mejor opción para limpiar la grifería a fondo. Residuos de cal, moho, grasa y otras manchas pueden acumularse en los grifos y quitarle el brillo, además de acumular bacterias.

Si mezclamos media taza de vinagre blanco y media taza de agua caliente y con un paño frotamos esta solución en la grifería del baño hará efecto y nuestros grifos lucirán relucientes.

3. Eliminar manchas:

¿Pero y si a pesar de la limpieza siguen quedando manchas que no se van? Existe otra solución.

Para las machas más resistentes podemos utilizar un cepillo de dientes y bicarbonato de sodio.

Una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio mezclado con unas gotas de agua o de zumo de limón en un cepillo de dientes y frotar es la mejor solución. Frotar la mezcla alrededor de los grifos del baño hará que las machas se eliminen de forma sencilla.

¿Y si a pesar de todo mi grifería sigue sucia?

Cómo último recurso, si nuestras alternativas naturales fallan (que no lo suelen hacer si somos constantes) la solución más recomendada es el salfumán.

El sulfamán o aguafuerte es un potente químico que debe ser manipulado con mucho cuidado y precaución, ya que es extremadamente agresivo y muy tóxico. No es un producto para la limpieza habitual, sólo debe usarse para casos muy concretos, sin mezclar con otros productos y para limpiar determinadas superficies.

Cuando lo utilicemos debemos desmontar el grifo, apartando las partes que sean de plástico u otro material, ya que estas se dañarían.

En un recipiente vertemos el aguafuerte e introducimos las piezas metálicas de la grifería durante unos dos minutos y enjuagamos las piezas con agua para volver a montarlas.

Además, es importante llevar puestos guantes de goma para proteger las manos de los efectos irritantes de los productos que utilicemos.

Lo más importante es ser constante en la limpieza y el mantenimiento para no tener que llegar a utilizar estos productos más tóxicos y dañinos.

¿Quieres saber cómo limpiar tu mampara? Descúbrelo aquí.

¿Quieres cambiar tu bañera por una ducha? Aquí te contamos las claves

¿Quieres cambiar tu bañera por una ducha? Aquí te contamos las claves

Cambiar la bañera por una ducha es, sin duda, la reforma más común que se realiza en los cuartos de baño.

Las principales razones por las que realizar esta modificación sin las siguientes:

Una mayor seguridad y accesibilidad. Las bañeras son menos seguras y accesibles, sobretodo para los niños, personas mayores o con movilidad reducida ya que es más cómodo entrar y salir e incluso se pueden meter sillas auxiliares dentro. Por otra parte, la mayoría de los nuevos platos de ducha tienen un recubrimiento que hacen que sean antideslizantes y evitar así resbalones o caídas.

Cada vez estamos más concienciados con el ahorro de agua y energía. Al ducharnos en vez de bañarnos podemos ahorrar hasta el 90% de los recursos.

Fácil limpieza. Los platos de ducha son más cómodos y fáciles de limpiar y a parte su uso genera mucho menos suciedad, por lo que tienen un menor mantenimiento.

Un mayor espacio. Normalmente los platos de ducha ocupan la mitad de espacio que las bañeras, lo que permite una optimización del espacio del cuarto de baño. Son ideales para baños pequeños y no desaprovechar los pocos metros cuadrados que tenemos.

Además, son más adaptables a cualquier tipo de distribución en el baño, ofreciendo practicidad a la estancia.

Dar un cambio de look a nuestro baño. Al cambiar la bañera por un plato de ducha conseguiremos un ambiente en el baño más moderno y actual. Además, actualmente tenemos a nuestra disposición en el mercado una gran variedad de mamparas de baño y platos de ducha con diferentes diseños, colores y tamaños.

Claves para cambiar tu bañera por una ducha:

Aunque sea una pequeña obra, toda reforma conlleva su proceso, por ello antes de ponernos mano a la obra debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Revisar el estado de las tuberías de desagüe y agua, ya que estas son las que hacen de conexión con la válvula del plato de ducha.

En el caso de que queramos instalar un combinado de ducha o columna, si será necesario modificar las tomas de agua.

  • Cuando se quita la bañera ganamos espacio, pero hay que pensar que ahora debemos colocar azulejos sobre esa zona que queda descubierta. Por ello, hay que ser previsores y medir el hueco que requiere plaqueta. 
  • Elegir el plato de ducha adecuado. Actualmente los encontramos con diferentes dimensiones y formas y para acertar en la elección, siempre debemos tener en cuenta el espacio del que disponemos. Para los cuartos de baño pequeños se recomienda utilizar platos de ducha cuadrados o semicirculares, mientras que para los baños grandes la mejor elección será un plato de ducha rectangular.

Recomendaciones para cuando cambies la bañera por ducha:

Una vez hayamos revisado los aspectos anteriores para realizar la instalación debemos fijarnos en lo siguiente mientras se esté realizando la instalación:

En primer lugar la ducha debe quedar nivelada con el resto del pavimento del cuarto de baño, facilitando así la entrada al plato de ducha.

La pendiente para facilitar el desagüe no debe tener más de un 2% de inclinación y es aconsejable que la puerta de la mampara si no es corredera, abra hacia fuera.

En definitiva, si decides cambiar tu bañera por una ducha mejora también tu calidad de vida.

Decoración minimalista para tu baño: 7 ideas para inspirarte

Decoración minimalista para tu baño: 7 ideas para inspirarte

A todos y todas nos gusta el estilo minimalista. Somos muchos los que nos decantamos porque nuestra casa tenga un estilo minimalista y nos ponemos a decorar las estancias siguiendo unas pautas.

Tenemos claro que la característica principal son los colores neutros, pero ¿Sabemos realmente que es el minimalismo?

El minimalismo es un estilo de vida, es deshacerte de todo lo que no necesitas, centrarnos en lo esencial y no caer en lo superficial y es por ello, que en la mayoría de los casos realmente no lo conseguimos.

Si pensamos por ejemplo en el cuarto de baño lo que debemos conseguir es que todos los miembros de la familia se sientan cómodos.  El minimalismo es simple, pero no fácil de conseguir.

A continuación enumeramos algunas ideas para conseguir tener un baño realmente minimalista.

Decoración minimalista para tu baño: 7 ideas para inspirarte

1. Empecemos por lo que ya sabemos. Imaginemos que tenemos el cuarto de baño vacío, por lo que nos centraremos en las paredes, techo y suelo. El color que vamos a elegir es blanco o alguna otra tonalidad neutra.

Podemos utilizar tonalidades grises, beige o similares para el suelo ya que este suelo es más agradecido que el blanco y nos aguantará más tiempo limpio ya que disimula más la suciedad.

2. Una vez tengamos la estancia preparada, pensaremos en los elementos. Inodoro, mueble de baño, ducha o bañera, es decir, lo que necesitemos o necesite nuestra familia para estar cómodos en nuestro aseo diario. Ni más ni menos.

¿Cómo deben ser estos elementos?

Mamparas sin perfilería inferior ni superior o en su defecto con perfilería blanca, lavabos de lineas rectas, muebles de baño en tonos cálidos y sencillos, platos de ducha con desagüe oculto, inodoros y bidets blancos y suspendidos… Podríamos seguir enumerando, pero para gustos colores. La clave es que todo lo que elijamos cuanto más sencillo mejor, «más es menos».

3. Respecto a los muebles auxiliares y complementos de baño, seguimos haciendo hincapié en que para conseguir un baño minimalista sólo debemos instalar lo necesario.

Si necesitamos capacidad de almacenaje extra, evidentemente tendremos que poner algún mueble auxiliar. Una columna o cubo suspendido con puertas es la mejor opción, ya que al estar suspendido ayuda a que la habitación parezca más grande y al estar cerrado con puertas no se verá lo que tenemos guardado dentro de ellos.

No obstante, lo que si pondremos grande es el espejo de baño. Un espejo grande da mayor luminosidad y hace que la habitación parezca más amplia.

4. A raíz del punto anterior, en la gran mayoría de los casos, con las prisas, solemos dejar productos por en medio o abrir uno nuevo cuando tenemos ya ese mismo tipo de producto abierto.

Es importante que nos concienciemos y tengamos sólo los productos necesarios y en su sitio. Si tenemos menos, el orden del cuarto de baño también nos costará menos.

5. La iluminación LED es la mejor solución. Podemos encontrar espejo con luz led integrada y también incluir algunos focos de luz que distribuyan los diferentes ambientes del baño. Si decidimos poner apliques en el espejo de baño cuanto más sencillos mejor.

La clave es tener la estancia bien iluminada y distribuidos los puntos de luz según nuestras necesidades.

6. ¿Sentimos que a nuestro cuarto de baño le falta algo?, ¿Queremos poner algo de decoración? Lo ideal son plantas de hojas verdes. Existen plantas muy vistosas y que además son ideales para crezcan en el cuarto de baño. Hay diferentes especies que provienen de zonas cálidas y húmedas y se adaptan muy bien al entorno del baño. Además, incluso, algunas contribuyen a purificar el aire.

7. Por último, la séptima idea nos sobra. Ya lo que queda es sólo disfrutar del espacio de baño que hemos conseguido crear 😉

Las mejores plantas para decorar tu baño

Las mejores plantas para decorar tu baño

Cuando queremos decorar el cuarto de baño normalmente nos centramos en accesorios, como espejos, textiles… Pero, ¿Y las plantas?

Las plantas son una muy buena opción para decorar esta estancia. Con platas o flores podemos añadir vida, añadir color, relajación y además purificar el aire del cuarto de baño.

El baño tiene una temperatura ideal para algunas especies especificas y que, además, necesitan muy poca luz. Así, que si estas pensando en tener plantas en el baño, a continuación te dejamos una lista con las mejores opciones.

Las mejores plantas para decorar tu baño:

Bambú: 

El bambú es una planta que puede crecer sin problemas en estas condiciones, y además, el Feng Shui la recomienda para mantener en el baño el nivel de energía adecuada. Para eso, debe colocarse en un lugar en el que se refleje en el espejo.

Fuente: easyjardin

Orquídeas:

Las orquídeas son flores muy exóticas y es cierto que requieren un poquito más de cuidados.

Por ello, puede parecer que tenerlas en el baño no es buena idea, pero sin embargo, esta planta viene de ambientes tropicales y selváticos, donde hay humedad, calor… por eso, si les prestamos atención pueden crecer en el cuarto de baño y darle un toque de estilo y belleza.

Fuente: mulhousestore

Potus:

Esta planta se encuentra bien en interiores con luz artificial, por lo que en un baño donde no le dé la luz natural directamente y con unos mínimos cuidados crecerá sin problemas.

El potus se puede plantar en una maceta o bien introducirlo en un jarrón o recipiente con agua para que poco a poco vaya echando raices.

Fuente: bioguia

Helechos, hiedras o enredaderas:

Los helechos, hiedras y enredaderas crecen bien con poca luz. Además si tienes muebles de baño grandes sobre los que puedan extenderse, irán creciendo, aportando verde al baño y consiguiendo una sensación de limpieza y vitalidad al ambiente.

Los helechos, son una de las platas estrellas en decoración de interiores porque como hemos indicado necesitan poco luz, pero además, agradecen la humedad, por lo que, un cuarto de baño es un espacio ideal.  Y para cuidarlo sólo debemos asegurarnos de mantener húmeda la tierra pero sin empaparla.

 

Fuente: bioguia

Aloe Vera:

El Aloe Vera nos aporta varios beneficios, además del decorativo y aportar verde a la estancia, esta planta tiene propiedades que ayudan a curar heridas y calmar quemaduras.

Con luz natural y la humedad que se genera el baño es suficiente para que la planta crezca adecuadamente.

Fuente: ecoosfera

Sanseviera:

Esta planta, al igual que la anterior es muy decorativa ya que se caracteriza por sus hojas verdosas con un borde amarillo que aportan mucho color a la estancia.

Además, la sanseviera es muy resistente a la humedad y necesita poca luz, ideal para el cuarto de baño contribuyendo a purificar el aire de la habitación.

Fuente: uncomo

Espatifilo: 

Es una planta que contribuye a purificar el aire, estupenda para el baño.

Se puede encontrar desde mini hasta en grandes formatos por lo que se adapta a todo tipo de cuartos de baño. Sus hojas curvas de color verde intenso y brillante y sus pequeñas de color crema aportan a la estancia vitalidad. Además, el espatifilo es muy duradero y resistente ya que aguanta temperaturas cálidas.

Fuente: jardinería kuka

Tronco de brasil:

Este arbusto se caracteriza por poseer unos tallos verticales de color marrón claro y hojas colgantes muy llamativas.

El tronco de brasil es una planta de clima tropical que necesita poca agua, por lo que se adapta perfectamente a la humedad y calidez del cuarto de baño.

 Fuente: uncomo

Estas son algunas plantas que además de ayudarnos a decorar el baño y de tener pocos cuidados, nos ayudaran a crear un ambiente agradable y purificante donde relajarnos.

 

 

 

 

Baños nórdicos. Ideas de inspiración escandinava para tu baño

Baños nórdicos. Ideas de inspiración escandinava para tu baño

El estilo nórdico en el baño invita al bienestar y consigue crear un espacio acogedor donde disfrutar en la intimidad.

Un cuarto de baño de estilo nórdico transmite sensaciones confort, amplitud, luminosidad y limpieza. Tonos claros, líneas rectas y sencillez son las características del diseño escandinavo.

En los baños nórdicos prima la optimización del espacio, dejando atrás lo recargado y apostando por lo funcional. Lo que hará atractivo el cuarto de baño es precisamente eso, esa sencillez, que lo convierte en un espacio versátil que admite la introducción de detalles y complementos inspirados en otras corrientes.

¿Cuáles son las principales características de los baños nórdicos?

Lo principal en un baño de estilo escandinavo es la luminosidad. No tenemos que tener miedo de abusar del blanco y/o tonos grises y tierra que combinados con el aprovechamiento de la luz natural, ventanas, claraboyas en el techo… nos ayudará a potenciar la luz y claridad de nuestro baño. Además, estos baños admiten combinar texturas, materiales y colores que nos ayudarán a que no sea aburrido.

El material más utilizado tanto para el mobiliario del baño como la decoración es la madera. La inspiración natural es el mejor recurso para aportar calidez al ambiente y transmitir serenidad y relajación.

La madera puede encontrarse en el mueble de baño principal o en muebles auxiliares, marco del espejo, taburetes, estanterías… Cualquier elemento que añada encanto al conjunto explorando su versión más práctica será bienvenido.

Por otra parte, las formas geométricas, son ideales para complementos y espejos. Un espejo redondo, ovalado o con forma de hexágono, le darán el diseño y aumentarán el atractivo del baño.

Los textiles como toallas, cestas de mimbre para el almacenaje añadirán el encanto al baño.

Por último, la calidez, la calma y la frescura en estos tipos de espacios se consigue añadiendo naturaleza. Plantas, flores, ramas… son el mejor adorno, que combinados con un bonito jarrón o macetero en colores llamativos, como turquesa, dorado y/o con formas originales, romperán y darán un toque chic, sin dejar de convertirlo en uno de los espacios más agradables del hogar.

En definitiva, el diseño escandinavo es perfecto para crear cuartos de baño acogedores, funcionales y encantadores.

Iluminación para baños sin ventanas

Iluminación para baños sin ventanas

La iluminación de las estancias de la casa es una de las cosas que siempre nos preocupa. Queremos que tengan luz y no generen sensación de agobio por la falta de ventanas o por una mala distribución de los elementos.

Es más común de lo que pensamos encontrar cuartos de baño sin ventanas, con ningún tipo de luz natural por lo que hay que ingeniárselas para conseguir que no se convierta en un espacio oscuro, que parezca más pequeño de lo que es y que acabe generando sensación de agobiando.

Si este es el caso de nuestro cuarto de baño o aseo, a continuación ofrecemos algunos consejos de iluminación para baños sin ventanas:

Color del cuarto de baño

El blanco es siempre un acierto seguro, aporta amplitud, luz y serenidad. No debemos tener miedo a abusar de él, si decidimos poner todo blanco podemos combinar texturas y formas.

Si por el contrario pensamos que todo blanco es excesivo podemos combinar por ejemplo paredes y suelo o paredes y azulejos con otros colores neutros claros y conseguiremos también dar luminosidad a la estancia.

Iluminación del baño

Lo más importante para iluminar el baño, como todos sabemos es el uso de luces.

Tenemos muchísimas posibilidades para iluminarlo, apliques halógenos o led, espejos LEDfocos, lámparas… pero lo más importante es saber situarlas correctamente.

Las luces hay que colocarlas en las zonas donde se produzca el mayor movimiento durante el día, es decir, encima del lavabo y el área de ducha.

Para la zona del lavabo lo mejor son apliques en la parte superior o lados del espejo; o también una opción muy funcional son los espejos con luz o retroiluminados, ya que además de iluminar son elementos decorativos que reflejan luz y crean amplitud por lo que cuanto más grande mejor.

Para conseguir una iluminación general optima y uniforme del baño, lo ideal es colocar varios focos en el techo en vez lámparas y así evitar sombras. En baños de 1 o 2 m2 podemos poner dos puntos de luz en el techo, para  baños de 3 m2 dos o tres focos y en 4 m2 podemos meter hasta 4 focos.

Mamparas de ducha o bañera

Tal y como hemos dicho los espejos son cristales que reflejan, por lo que las mamparas de cristal transparente, ya tengamos ducha o bañera, generaran mayor sensación de amplitud en el baño.

Accesorios de baño metalizados o blancos

Una grifería metalizada, por ejemplo en dorado o cobre, le dará un toque de luz y elegancia al baño. Si la grifería la combinamos con los accesorios de baño, dispensador de jabón, portarollos, toallero… toques que darán luz a nuestro baño sin ventanas.

Otra opción es poner los grifos y accesorios de baño de color blanco. Son la última tendencia, pero tenemos que tener cuidado de no abusar, ya que si hemos decido que nuestro cuarto de baño sea completamente blanco (paredes, suelo, azulejos, muebles…) puede quedar muy iluminado pero muy soso.

Muebles de baño

Finalmente, para el baño, los muebles suspendidos son la mejor opción ya que, al tener el hueco libre hasta el suelo aumentan la sensación de espacio.

Respecto a los materiales y superficies, el acabado brillo o satinado ayudará reflejando la luz.