663 579 711 | 911 968 011 info@ibanos.com
Seleccionar página
Puntúa esta noticia

La mayoría de las personas pasamos mucho tiempo en el cuarto de baño y realizamos nuestras tareas de higiene diaria de forma automática.

Ducharnos, lavarnos los dientes, hacer pis… En ocasiones, estas tareas de higiene básicas y sencillas para nosotros pueden ser muy dificultosas o imposibles para otras personas.

Por ello, si en nuestro hogar hay personas con movilidad reducida o algún tipo de discapacidad física es conveniente adaptarlo a sus necesidades y mejorar su accesibilidad facilitando así la realización de dichas tareas.

En el cuarto de baño existen diferentes elementos que influyen y que, aunque no seamos conscientes pueden ser grandes barreras para facilitar la autonomía de estas personas y de sus cuidadores.

¿Cómo adaptar el baño a discapacitados o personas con movilidad reducida?

Lo primero que debemos hacer es valorar las necesidades del propio usuario en el baño, sus particularidades y sus requerimientos.

Cada persona es diferente, y dentro de una misma discapacidad, pueden darse situaciones diferentes y necesidades distintas.

El resultado de esta evaluación definirá los requisitos que tiene que tener el baño. Puede darse el caso de que necesitemos realizar una reforma integral del baño o que simplemente se pueda adaptar con accesorios de baño como barras, asideros o asientos, etc.

Si nuestro caso es el segundo, y no necesitamos hacer una gran reforma, a continuación damos algunos consejos para la mejora de las condiciones de personas con movilidad reducida en el baño, aunque como hemos comentado anteriormente cada persona es única y pueden variar las necesidades.

Puedes ver todos los accesorios para el baño de indicados para personas con movilidad reducida en el siguiente enlace: https://www.ibanos.com/69-movilidad-reducida-colectividades